Cuando se quiere acceder a un sitio web en Internet se necesita conocer la dirección IP del servidor donde está siendo servido, pero, por regla general, el usuario solo conoce el nombre del dominio. La razón no es otra que la dificultad de recordar las series numéricas del tipo 51.210.109.246.

Es por este motivo por el que surgen los llamados dominios, permitiendo traducir un nombre más sencillo de recordar en direcciones IP, siendo esta una tarea de los servidores DNS (Domain Name Server). Por ejemplo, el nombre www.alvarovf.com se traduce finalmente en 51.210.109.246.

Antiguamente existía una resolución estática, es decir, todos los nombres de dominio y sus correspondencias se encontraban contenidas en un fichero, por lo que todos los ordenadores tenían que descargarlo mediante el protocolo FTP cada vez que ocurriese un cambio.

Este método dejó de ser viable con el crecimiento de Internet, además de generar conflictos, pues nadie controlaba que los nombres no se repitiesen, pudiendo llegar a coexistir varias máquinas con el mismo nombre. Dicho problema se solucionó con la aparición del protocolo DNS, que hace uso de un sistema de base de datos distribuida.

Se trata de un sistema jerárquico que tiene un inicio o raíz (root), existiendo a partir de ahí varios niveles de nombres:

  • Dominio raíz (.): Es gestionado por la ICANN, y aunque las personas nunca lo ponemos, los navegadores hacen uso del mismo.
  • Dominios de primer nivel (TLD): Se trata de un conjunto de dominios comúnmente conocidos al estar ya preestablecidos, como por ejemplo com, es, org
  • Dominios de segundo nivel: Son aquellos nombres que pueden ser alquilados por instituciones, personas, empresas… como por ejemplo alvarovf.com, gonzalonazareno.org

A partir de este nivel en el árbol se pueden empezar a nombrar las máquinas y servicios dentro de la zona DNS, e incluso crear subdominios que se encuentren gestionados por nosotros o delegar su gestión a otra persona o institución, dentro del cuál se podrán nombrar también máquinas y servicios. Lo veremos con más detalle a continuación.

Para aclarar conceptos, vamos a hacer un pequeño ejemplo con el dominio es.wikipedia.org.:

  • .: Es el dominio raíz, que como anteriormente he mencionado, las personas nunca lo ponemos, pero los navegadores hacen uso del mismo.
  • org: Es el dominio de primer nivel o TLD y se encuentra ya predefinido.
  • wikipedia: Es el dominio de segundo nivel y ha sido alquilado por la correspondiente institución.
  • es: Es el nombre de una máquina o servicio dentro de la zona DNS.

Anteriormente hemos hecho uso del concepto zona DNS. Bien, una zona DNS es el conjunto de nombres y servicios definidos dentro de un dominio, algo así como una base de datos.

Por ejemplo, la zona org. está formada por todos los dominios de segundo nivel definidos dentro de dicho dominio: gonzalonazareno, alvarovf… A su vez, la zona gonzalonazareno.org. está formada por todos los nombres o servicios dentro de dicho dominio: macaco, papion, babuino… y así sucesivamente. Existen dos tipos de zonas:

  • Zona de resolución directa: Nos permiten resolver un nombre a una dirección IP. Son las más conocidas y utilizadas.
  • Zona de resolución inversa: Nos permiten resolver una dirección IP a un nombre. Se utiliza en ocasiones muy concretas, pues están pensadas para direccionamiento privado.

Cada zona DNS se encuentra definida en un fichero que se almacena en un servidor DNS, es decir, a aquel servidor DNS que conoce una zona determinada se le conoce como servidor DNS con autoridad sobre la zona, y pueden ser varios.

Por ejemplo, wikipedia.org. tendrá varios servidores DNS que conocerán todos los nombres y sus correspondencias en esa zona, que en la mayoría de ocasiones suelen ser los servidores DNS que proporciona la empresa con la que se ha alquilado el dominio. Existirán a su vez otros servidores DNS que conocerán la zona org., es decir, conocerán a los servidores que conocen la zona de wikipedia.org., y así jerárquicamente.

Dicha estructura jerárquica es necesaria para conseguir que la resolución de nombres sea una tarea “descentralizada”. Por ejemplo, si le preguntas a los servidores con autoridad sobre la zona org. por la dirección de es.wikipedia.org., no te sabrán decir la dirección IP asociada, pero sí la dirección de aquellos servidores con autoridad sobre la zona wikipedia.org., de manera que volveremos a hacer la misma pregunta a dichos servidores, que nos devolverán ahora sí, la dirección IP asociada.

De esta manera, existen actualmente un total de 13 servidores que conocen la zona del dominio raíz (.), llamados root servers, que son capaces de dar las direcciones de los servidores con autoridad sobre la zona de primer nivel. Actualmente, se encuentran replicados en una gran cantidad de sitios, preguntando siempre al más cercano geográficamente a nosotros, gracias al tipo de peticiones anycast.

Vamos a hacer, a modo de resumen final, un ejemplo completo de una posible resolución que podría llevar a cabo una máquina cualquiera conectada a Internet, sobre el dominio www.alvarovf.com:

  • El primer paso consiste en mirar el fichero hosts de nuestra máquina, en el que podemos indicar una resolución estática de nombres de forma manual, que prevalece sobre cualquier resolución DNS.
  • En caso de no encontrar coincidencia, preguntará por la dirección de dicho dominio al primer servidor DNS que tengamos configurado, en el caso de Linux, en el fichero /etc/resolv.conf, que comprobará si tiene cacheada la respuesta o si es uno de los dominios a los que sirve, devolviéndonos en ese caso la dirección IP, o continuando en caso contrario el proceso.
  • En caso de que el servidor DNS al que hemos preguntado sea del tipo forward, la petición será reenviada a un servidor DNS recursivo, mientras que si la petición se hace directamente a un servidor DNS recursivo, no será necesario reenviar nada. Dicho servidor llevará a cabo las siguientes peticiones:
    • La primera petición irá a uno de los 13 root server, que al no conocer la dirección final, nos devolverá las direcciones de los servidores con autoridad sobre la zona com..
    • La segunda petición irá a uno de los servidores devueltos por el root server, que al tampoco conocer la dirección final, nos devolverá las direcciones de los servidores con autoridad sobre la zona alvarovf.com., concretamente los de la empresa con la que he alquilado el dominio (Nominalia).
    • En este caso, la tercera petición es la última, ya que se lleva a cabo sobre un servidor DNS que conoce la zona de mi dominio en su totalidad, devolviendo por tanto la dirección IP asociada a www.alvarovf.com.
  • La respuesta llegará al servidor DNS al que nuestra máquina ha preguntado y se la devolverá, cacheando además el servidor dicha respuesta por un periodo finito de tiempo (TTL), con la finalidad de que en caso de recibir otra petición preguntando por el mismo nombre, pueda dar la respuesta de una manera mucho más rápida, al evitar tener que realizar dichas peticiones recursivas.

Como se puede suponer, el mayor inconveniente de este sistema es el hecho de que sea jerárquico, pues en caso de que el primer eslabón de la cadena cayese, Internet dejaría de funcionar.

Pueden llegar a darse escenarios un poco más complejos, como por ejemplo aquel en el que un mismo dominio tenga dos zonas definidas:

  • Una zona DNS alcanzable desde Internet, definida en un servidor DNS de la empresa con la que se ha alquilado el dominio, en la que nombraremos aquellas máquinas y servicios que queremos que estén expuestos a Internet (como un servidor web). La correspondencia apuntará, como es lógico, a direcciones IP alcanzables desde el exterior.
  • Una zona DNS alcanzable desde la red local, definida en un servidor DNS interno, en la que nombraremos aquellas máquinas y servicios que no queremos que estén expuestos a Internet (como un servidor de bases de datos), o incluso que resuelva a las mismas direcciones que la zona DNS alcanzable desde el exterior, para así obtener unas respuestas mucho más rápidas. La correspondencia apuntará, como es lógico, a direcciones IP alcanzables desde la red local.

Otra ventaja de tener un servidor DNS local es el hecho de evitar tener que configurar el fichero hosts en todas las máquinas clientes, así como tener que modificar dichas resoluciones en el fichero en caso de que la dirección IP de una máquina o servicio cambiase, pues de esta manera, tenemos la resolución centralizada en un único punto.

Antes de dar paso al primer tipo de servidor DNS que trataremos, es importante conocer los registros o informaciones que se pueden almacenar en una zona DNS, siendo las más comunes:

  • NS (Name Server): Indica los servidores con autoridad sobre una zona, es decir, indica a quién hay que preguntar por este dominio. Por ejemplo:

alvarovf.com IN NS dns1.nominalia.com.

  • A (Address): Indica la dirección IPv4 a la que se traduce un nombre de dominio en la zona de resolución directa. Las empresas con mucho tráfico suelen poner varios registros A, consiguiendo así un balanceador de carga. Se suele utilizar para nombrar máquinas. Por ejemplo:

vps.alvarovf.com IN A 51.210.109.246

  • AAAA (Address): Indica la dirección IPv6 a la que se traduce un nombre de dominio en la zona de resolución directa. Por ejemplo:

ipv6.l.google.com IN AAAA 2a00:1450:400c:c06::93

  • MX (Mail Exchange): Indica dónde se encuentran los servidores de correo del dominio. Se pueden definir múltiples y asignarles una prioridad, siendo esta mayor mientras menor sea el número indicado. Por ejemplo:

MX 10 mail1.alvarovf.com

  • CNAME (Canonical Name): Permite definir un alias que generalmente es utilizado para los servicios, apuntando así a la máquina en la que se encuentra alojado, que tendrá asociada un registro A. Gracias a este tipo de registro, conseguimos que en caso de necesitar cambiar la dirección IP de dicha máquina, únicamente haya que hacerlo en el registro A. Por ejemplo:

www.alvarovf.com IN CNAME vps.alvarovf.com

  • TXT (Text): Proporciona información a fuentes externas y se utiliza con distintos fines, como por ejemplo para luchar contra el correo SPAM y comprobar que la dirección IP origen de un correo está autorizada por el dominio. También puede utilizarse para comprobar la propiedad o administración de un dominio.

  • PTR (Pointer): Se utiliza en las zonas de resolución inversa para indicar a qué nombre de máquina corresponde una dirección IP. A la hora de definir el registro, la dirección IP se nombra invirtiendo el valor de sus octetos y añadiendo al resultado la cadena “in-addr.arpa”. Por ejemplo, en el caso de la dirección 172.22.200.184, el resultado sería 184.200.22.172.in-addr.arpa.

Servidor DNSmasq

El servicio dnsmasq nos ofrece varias funcionalidades, encontrándose entre las más destacadas un servidor DNS, un servidor DHCP (con soporte para DHCPv6), un servidor PXE y un servidor TFTP. Es muy apropiado para redes pequeñas donde necesitamos que nuestros clientes puedan resolver nombres, recibir automáticamente la configuración de red o crear un sistema para arrancar por red. En este artículo nos vamos a centrar en las posibilidades que nos ofrece como servidor DNS.

Dicho servidor actúa como servidor caché y forward, es decir, no es capaz de realizar las preguntas recursivas por sí mismo, sino que las reenvía a otro servidor definido en el fichero /etc/resolv.conf con dicha capacidad para que las haga en su lugar, almacenando tras ello la resolución en caché para acelerar así las posteriores resoluciones.

La gran característica de este servidor es que todos aquellos nombres definidos en el fichero /etc/hosts podrán ser consultados por los clientes tanto de forma directa como inversa, conviertiendo por tanto su instalación y configuración en algo realmente rápido y sencillo.

Para este caso, he instalado previamente una máquina virtual Debian Buster con dirección IP 172.22.200.184 que es la que actuará como servidora. Considero que la explicación de dicha instalación se sale del objetivo de este artículo, así que vamos a obviarla. Sin embargo, debemos tener unas consideraciones previas en la misma.

Es siempre recomendable que las máquinas servidoras tengan correctamente configurado el nombre (hostname), así como el nombre totalmente cualificado (FQDN), de manera que vamos a nombrarla dentro del dominio cuya zona DNS posteriormente configuraré, iesgn.org.

En la máquina virtual Debian Buster que estoy utilizando existe una pequeña peculiaridad, y es que el fichero /etc/hosts se genera dinámicamente durante el arranque, gracias al estándar cloud-init. Para deshabilitarlo y conseguir un fichero estático, tendremos que cambiar el valor de la directiva manage_etc_hosts a false en el fichero /etc/cloud/cloud.cfg. Para ello, ejecutaremos el comando:

root@dns:~# sed -i 's/manage_etc_hosts: true/manage_etc_hosts: false/g' /etc/cloud/cloud.cfg

Para verificar que el valor de dicha directiva ha sido modificado, vamos a visualizar el contenido del fichero, estableciendo un filtro por nombre:

root@dns:~# egrep 'manage_etc_hosts' /etc/cloud/cloud.cfg
manage_etc_hosts: false

Efectivamente, su valor ha cambiado, así que ya podemos proceder a modificar el fichero /etc/hosts para así asignar correctamente la resolución del hostname y FQDN de la máquina, además de añadir algunos registros para comprobar la efectividad de las resoluciones por parte del servidor DNS. Para modificar dicho fichero haremos uso del comando:

root@dns:~# nano /etc/hosts

El contenido que encontramos por defecto es el siguiente:

127.0.1.1 dns.novalocal dns
127.0.0.1 localhost

::1 ip6-localhost ip6-loopback
fe00::0 ip6-localnet
ff00::0 ip6-mcastprefix
ff02::1 ip6-allnodes
ff02::2 ip6-allrouters
ff02::3 ip6-allhosts

La línea que nos interesa modificar es la primera de ellas, la cuál resuelve la dirección 127.0.1.1, siendo lo primero que se indique el FQDN, en este caso, alvaro.iesgn.org y lo segundo, el hostname, en este caso, alvaro.

Además, añadiremos nuevas líneas de la forma [IP] [Nombre] para unos sitios web ficticios, con la finalidad de posteriormente comprobar el correcto funcionamiento, siendo [IP] la dirección 172.22.200.184, por ejemplo, y [Nombre] el nombre de dominio que vamos a resolver a dicha dirección, en este caso www.iesgn.org y departamentos.iesgn.org, por ejemplo, de manera que la configuración final sería la siguiente:

127.0.1.1 alvaro.iesgn.org alvaro
127.0.0.1 localhost
172.22.200.184 www.iesgn.org
172.22.200.184 departamentos.iesgn.org

::1 ip6-localhost ip6-loopback
fe00::0 ip6-localnet
ff00::0 ip6-mcastprefix
ff02::1 ip6-allnodes
ff02::2 ip6-allrouters
ff02::3 ip6-allhosts

Tras ello, guardaremos los cambios realizados en el fichero. Sin embargo, todavía no hemos finalizado de configurar el nombre para la máquina, faltando por configurar el fichero /etc/hostname, que es donde se declara propiamente el nombre de la misma. Para modificar dicho fichero ejecutaremos el comando:

root@dns:~# nano /etc/hostname

Dentro del mismo, tendremos que indicar el hostname de la máquina, que deberá ser exactamente el mismo que hemos establecido hace un momento en el fichero /etc/hosts, en este caso, alvaro.

Para que los cambios surtan efecto, tendremos que reiniciar haciendo para ello uso del comando reboot, consiguiendo así que la máquina cargue su nuevo nombre, pudiendo ejecutar tras ello los siguientes comandos para verificar el cambio:

root@alvaro:~# hostname
alvaro

root@alvaro:~# hostname -f
alvaro.iesgn.org

Efectivamente, el hostname y el FQDN de la máquina es ahora el correcto, por lo que todo está listo para proceder con la configuración del servidor DNS.

Como se puede suponer, lo primero que tendremos que hacer será instalar el paquete dnsmasq, no sin antes actualizar toda la paquetería existente en la máquina, ejecutando para ello el comando:

root@alvaro:~# apt update && apt upgrade && apt install dnsmasq

Una vez instalado, es imprescindible indicar al servicio en qué interfaz o interfaces debe escuchar peticiones (por defecto, en el puerto 53/UDP), por lo que procederemos a modificar el fichero /etc/dnsmasq.conf, haciendo para ello uso del comando:

root@alvaro:~# nano /etc/dnsmasq.conf

Dentro del mismo, tendremos que localizar la directiva interface y asignarle el nombre de la interfaz de red de la máquina servidora desde la que pretendemos atender las peticiones, en este caso, eth0, quedando de la siguiente forma:

interface=eth0

Hasta aquí ha llegado la configuración del servicio, que como se ha podido apreciar, ha sido realmente simple. Nuestra labor en la máquina servidora ha finalizado, volviendo por tanto a la máquina anfitriona que hará el papel de cliente, para así llevar a cabo las correspondientes pruebas de funcionamiento.

El paso anterior a la realización de pruebas consiste en indicar el servidor DNS a utilizar por defecto por parte del cliente (en una situación real, esto sería una tarea del servidor DHCP), modificando para ello el fichero /etc/resolv.conf, haciendo para ello uso del comando:

alvaro@debian:~$ sudo nano /etc/resolv.conf

Dentro del mismo, tendremos que añadir una línea nameserver indicando la dirección IP del servidor DNS al que queremos preguntar por defecto (de manera que lo colocaremos en primera posición), en este caso, 172.22.200.184, quedando de la siguiente forma:

domain gonzalonazareno.org
search gonzalonazareno.org. 41011038.41.andared.ced.junta-andalucia.es.
nameserver 172.22.200.184
nameserver 192.168.202.2
nameserver 192.168.204.2

Listo, ya está todo preparado para llevar a cabo las pruebas de funcionamiento del servidor dnsmasq, de manera que haremos uso de la herramienta dig para ejecutar dichas consultas al servidor DNS. Al no venir instalada por defecto, tendremos que instalarla manualmente, ejecutando para ello el comando:

alvaro@debian:~$ sudo apt install dnsutils

La primera resolución que vamos a tratar de llevar a cabo va a ser la correspondiente al nombre www.iesgn.org, por lo que haremos uso del comando:

alvaro@debian:~$ dig www.iesgn.org

; <<>> DiG 9.11.5-P4-5.1+deb10u2-Debian <<>> www.iesgn.org
; (1 server found)
;; global options: +cmd
;; Got answer:
;; ->>HEADER<<- opcode: QUERY, status: NOERROR, id: 12601
;; flags: qr aa rd ra; QUERY: 1, ANSWER: 1, AUTHORITY: 0, ADDITIONAL: 1

;; OPT PSEUDOSECTION:
; EDNS: version: 0, flags:; udp: 4096
;; QUESTION SECTION:
;www.iesgn.org.			IN	A

;; ANSWER SECTION:
www.iesgn.org.		0	IN	A	172.22.200.184

;; Query time: 2 msec
;; SERVER: 172.22.200.184#53(172.22.200.184)
;; WHEN: jue nov 26 09\:32\:58 CET 2020
;; MSG SIZE  rcvd: 58

Como se puede apreciar en la ANSWER SECTION, el nombre www.iesgn.org. tiene asociado un registro A que apunta a la dirección IPv4 172.22.200.184, tal y como hemos configurado en el fichero /etc/hosts de la máquina servidora.

Repetiremos la misma prueba con el nombre departamentos.iesgn.org, que también fue definido en el fichero de resolución estática del servidor, por lo que la respuesta mostrada debería ser la misma:

alvaro@debian:~$ dig +short departamentos.iesgn.org
172.22.200.184

Donde:

  • +short: Indicamos que muestre una respuesta más concreta.

Efectivamente, la respuesta ha sido una vez más correcta, por lo que ahora vamos a ir un paso mas allá y vamos a realizar una consulta de un nombre que no sea conocido por nuestro servidor DNS (como por ejemplo www.josedomingo.org), de manera que tendrá que actuar como servidor DNS forward y reenviar dicha petición a uno de los servidores configurados en su fichero /etc/resolv.conf:

alvaro@debian:~$ dig www.josedomingo.org
...
;; ANSWER SECTION:
www.josedomingo.org.	900	IN	CNAME	playerone.josedomingo.org.
playerone.josedomingo.org. 542	IN	A	137.74.161.90
...
;; Query time: 163 msec
;; SERVER: 172.22.200.184#53(172.22.200.184)
;; WHEN: jue nov 26 09\:33\:15 CET 2020
;; MSG SIZE  rcvd: 322

Como se puede apreciar en la salida que manualmente he recortado para no ensuciar, la resolución se ha realizado correctamente en un tiempo total de 163 ms, informando de que el nombre por el que hemos preguntado tiene asociado un registro CNAME al nombre playerone.josedomingo.org., teniendo este último asociado a su vez un registro A que apunta a la dirección IPv4 137.74.161.90.

Como consecuencia de ser un servidor DNS caché, la respuesta que acaba de obtener la habrá almacenado, de manera que si volvemos a preguntar por el mismo nombre, la respuesta será prácticamente inmediata:

alvaro@debian:~$ dig www.josedomingo.org
...
;; ANSWER SECTION:
www.josedomingo.org.	900	IN	CNAME	playerone.josedomingo.org.
playerone.josedomingo.org. 542	IN	A	137.74.161.90
...
;; Query time: 4 msec
;; SERVER: 172.22.200.184#53(172.22.200.184)
;; WHEN: jue nov 26 09\:33\:26 CET 2020
;; MSG SIZE  rcvd: 103

Como era de esperar, el tiempo de respuesta ha variado de 163 ms a nada más que 4 ms, ya que no ha sido necesario reenviar dicha petición a un servidor recursivo que proceda a realizar las preguntas necesarias.

Hasta ahora hemos estado haciendo resoluciones directas, es decir, hemos preguntado por un nombre y se nos ha devuelto una dirección IP. En este caso vamos a hacer justo lo contrario, vamos a preguntar por una dirección IP para que nos devuelva un nombre (resolución inversa), concretamente por la dirección IP 172.22.200.184:

alvaro@debian:~$ dig -x 172.22.200.184
...
;; ANSWER SECTION:
184.200.22.172.in-addr.arpa. 0	IN	PTR	www.iesgn.org.
...
;; Query time: 1 msec
;; SERVER: 172.22.200.184#53(172.22.200.184)
;; WHEN: jue nov 26 09\:38\:53 CET 2020
;; MSG SIZE  rcvd: 83

Donde:

  • -x: Indicamos que queremos llevar a cabo una resolución inversa, ya que por defecto se realizan resoluciones directas.

Como se puede apreciar en la respuesta, dicha dirección apunta mediante un registro PTR a www.iesgn.org.. En realidad, la resolución que estamos tratando de realizar es bastante inusual, ya que las resoluciones inversas se suelen llevar a cabo para máquinas (de manera que su dirección IP está declarada de forma única), mientras que en este caso, estamos tratando de resolver inversamente para un servicio (encontrándose dicha dirección repetida para los servicios www y departamentos), por lo que únicamente nos ha mostrado la primera coincidencia.

En mi opinión, el uso de dnsmasq ha quedado bastante claro, así que vamos a dar paso a la instalación y configuración del segundo servidor DNS.

Antes de ello, tendremos que volver a la máquina servidora para así parar o desinstalar el servicio actual, con la finalidad de evitar conflictos entre ambos. Para parar y evitar que el servicio dnsmasq se levante automáticamente junto a la máquina, ejecutaremos los comandos:

root@alvaro:~# systemctl stop dnsmasq
root@alvaro:~# systemctl disable dnsmasq

El servicio dnsmasq ha sido apagado y deshabilitado su arranque durante el inicio de la máquina, de manera que el puerto a usar por el siguiente servidor DNS se encuentra otra vez operativo.

Servidor bind9

De otro lado, el servicio bind9 es el servidor de nombres de dominio más popular en Internet. Trabaja en todas las plataformas informáticas principales y se caracteriza por su flexibilidad y seguridad. En este artículo se tratará de forma bastante detallada la configuración y mantenimiento del mismo.

Dicho servidor actúa como servidor recursivo y caché, es decir, es capaz de realizar las preguntas recursivas por sí mismo, además de cachear, al igual que ocurría con dnsmasq, la respuesta obtenida, para así mejorar los tiempos de las posteriores solicitudes.

Dado que previamente hemos parado y deshabilitado el servicio dnsmasq también instalado en la máquina, todo está listo para llevar a cabo la instalación de bind9, ejecutando para ello el comando:

root@alvaro:~# apt install bind9

Una vez instalado, tendremos que proceder con la configuración inicial del servicio, que consta de varios archivos que se incluyen desde el archivo de configuración principal, de nombre named.conf. Los nombres de dichos archivos comienzan por named en relación al nombre del proceso que BIND ejecuta (abreviatura de “domain name daemon”).

El primer fichero de configuración que modificaremos será /etc/bind/named.conf.options, en el que estableceremos, mediante directivas, las opciones del servicio, haciendo para ello uso del comando:

root@alvaro:~# nano /etc/bind/named.conf.options

Dentro del mismo, encontraremos una directiva principal de nombre options, en la cuál debemos introducir una serie de líneas:

recursion yes; #Permitimos que el servidor actúe como servidor DNS recursivo.

allow-recursion { any; }; #Permitimos que las peticiones de todos los clientes puedan ser recursivas.

listen-on { any; }; #Permitimos la escucha del servicio en todas las interfaces de la máquina.

allow-transfer { none; }; #Deshabilitamos la transferencia de zonas por defecto. Lo trataremos con más detalle a continuación.

Tras ello, guardaremos los cambios en el fichero y procederemos a modificar ahora el fichero /etc/bind/named.conf.local, en el que declararemos las zonas sobre las que tendrá autoridad y el fichero en el que están contenidas. Para ello, ejecutaremos el comando:

root@alvaro:~# nano /etc/bind/named.conf.local

Lo primero que haremos será descomentar la primera línea, correspondiente al include del fichero /etc/bind/zones.rfc1918, pues se considera una buena práctica al prevenir el envío innecesario de algunas resoluciones inversas a Internet, ahorrándonos por tanto tiempo, ancho de banda y carga del servidor DNS.

Tras ello, tendremos que añadir un bloque zone por cada una de las zonas sobre las que el servidor tiene autoridad, que en este caso serán 2, una zona de resolución directa, y una zona de resolución inversa:

  • La primera de ellas corresponderá a iesgn.org, pues es el dominio con el que vamos a trabajar. La configuraremos de tipo maestro (master), pues a pesar de que todavía no hemos introducido dicho concepto, lo haremos próximamente. Por último, el fichero en el que vamos a definirla será db.iesgn.org.

  • La segunda de ellas corresponderá a 200.22.172.in-addr.arpa, resultado de invertir los octetos de la red con la que vamos a trabajar y añadir la cadena “in-addr.arpa”. Al igual que la anterior zona, la configuraremos de tipo maestro (master), siendo el fichero en el que vamos a definirla db.200.22.172. Es muy importante comprobar que la zona en la que vamos a resolver de forma inversa no se encuentra contenida en el fichero /etc/bind/zones.rfc1918, ya que de lo contrario, no nos contestará.

El resultado final del fichero sería:

include "/etc/bind/zones.rfc1918";

zone "iesgn.org" {
        type master;
        file "db.iesgn.org";
};

zone "200.22.172.in-addr.arpa" {
        type master;
        file "db.200.22.172";
};

Cuando hayamos guardado los cambios en el mismo, habrá llegado la hora de definir el contenido de las dos zonas DNS con las que vamos a trabajar. Para una mayor facilidad, podemos hacer uso de una plantilla de nombre /etc/bind/db.empty para a partir de ahí, adaptarla a nuestras necesidades.

Vamos a comenzar con la configuración de la zona de resolución directa, así que copiaremos dicho fichero dentro de /var/cache/bind/, pues es donde se deben ubicar por defecto, con el nombre previamente asignado, db.iesgn.org, haciendo para ello uso del comando:

root@alvaro:~# cp /etc/bind/db.empty /var/cache/bind/db.iesgn.org

La zona DNS ya ha sido creada, aunque actualmente está vacía, de manera que vamos a proceder a modificarla para añadir los registros correspondientes a la misma, ejecutando para ello los comandos:

root@alvaro:~# nano /var/cache/bind/db.iesgn.org

El contenido de la plantilla es el siguiente:

$TTL    86400
@       IN      SOA     localhost. root.localhost. (
                              1         ; Serial
                         604800         ; Refresh
                          86400         ; Retry
                        2419200         ; Expire
                          86400 )       ; Negative Cache TTL
;
@       IN      NS      localhost.

Los parámetros sobre los que podemos llevar a cabo modificaciones son los siguientes:

  • TTL (Time To Live): Tiempo de vida de las respuestas que ofrezca el DNS para un servidor DNS intermedio, es decir, indicamos el tiempo en segundos que durarán cacheadas las respuestas de este servidor en aquellos servidores que actúen como caché DNS. En mi caso, considero correcto el valor por defecto (24 horas).
  • SOA (Start of Authority): Es una de las directivas más importantes, en la que indicaremos el FQDN del servidor con autoridad maestro (es decir, el servidor con el que estamos trabajando, alvaro.iesgn.org.), además del correo electrónico de la persona responsable de la zona DNS (por ejemplo, admin.iesgn.org.). Dentro de la misma, indicaremos un conjunto de tiempos:
    • Serial: Identificador de la zona, que deberá ser incrementado después de cada cambio. Se recomienda que tenga la forma YYMMDDNN, por ejemplo, la primera modificación del día 4 de Diciembre de 2020 sería 20120401.
    • Refresh: Tiempo en segundos que han de transcurrir entre una comprobación automática de transferencia de zona y otra por parte de los esclavos. Dejaremos el valor por defecto.
    • Retry: Tiempo en segundos que el esclavo tardará en reintentar la comprobación de transferencia de zona en caso de que el anterior intento haya fallado. Dejaremos el valor por defecto.
    • Expire: Tiempo en segundos que el esclavo tardará en borrar la zona si no tiene conectividad con el servidor maestro. Dejaremos el valor por defecto.
    • Negative Cache TTL: Muy similar al TTL pero para aquellos nombres no existentes, de manera que el servidor DNS intermedio conocerá la inexistencia del mismo, evitando realizar preguntas reiteradas por el mismo nombre, pues no existe. Dejaremos el valor por defecto.
  • NS (Name Server): Tendremos que indicar el FQDN del servidor con autoridad sobre la zona, que en este caso es el servidor con el que estamos trabajando, alvaro.iesgn.org..

Esta sería la configuración base mínima para configurar la zona, de manera que a partir de ahora, tendremos que ir añadiendo registros para nombrar las máquinas y servicios existentes en dicha zona. A partir de aquí, la configuración se vuelve algo más “personal”, en el sentido de que puede variar según las necesidades de una persona u otra.

Lo primero que haré será indicar un servidor de correo para el dominio, que se encontrará en correo.iesgn.org., asignándole una prioridad de 10 (bastante alta), haciendo para ello uso de un registro MX:

@ IN MX 10 correo.iesgn.org.

Tras ello, estableceremos un registro $ORIGIN iesgn.org., indicando que todos los registros definidos a partir de ahí serán autocompletados con el dominio especificado, evitándonos así tener que escribir todo el rato el nombre de dominio para escribir el FQDN de las máquinas o servicios. En mi caso, los registros introducidos son los siguientes:

alvaro IN A 172.22.200.184 #Añadimos un registro A para nombrar la máquina servidora actual. correo IN A 172.22.200.200 #Añadimos un registro A para nombrar el servidor de correo ficticio previamente definido. ftp IN A 172.22.200.201 #Añadimos un registro A para nombrar un servidor FTP ficticio. www IN CNAME alvaro #Añadimos un registro CNAME apuntando a la máquina alvaro, ya que el servicio www se encuentra alojado en la misma. departamentos IN CNAME alvaro #Añadimos un registro CNAME apuntando a la máquina alvaro, ya que el servicio departamentos se encuentra alojado en la misma.

El resultado final del fichero sería:

$TTL    86400
@       IN      SOA     alvaro.iesgn.org. admin.iesgn.org. (
                       20120401         ; Serial
                         604800         ; Refresh
                          86400         ; Retry
                        2419200         ; Expire
                          86400 )       ; Negative Cache TTL
;
@       IN      NS      alvaro.iesgn.org.
@       IN      MX      10      correo.iesgn.org.

$ORIGIN iesgn.org.

alvaro  IN      A       172.22.200.184
correo  IN      A       172.22.200.200
ftp     IN      A       172.22.200.201
www     IN      CNAME   alvaro        
departamentos   IN      CNAME   alvaro

La definición de la zona de resolución directa ha finalizado, de manera que todavía nos queda definir la zona de resolución inversa en el fichero db.200.22.172, de manera que para facilitar el trabajo, vamos a utilizar el fichero de la zona de resolución como plantilla base y a partir de ahí, lo adaptaremos a nuestras necesidades. Para copiar dicho fichero haremos uso del comando:

root@alvaro:~# cp /var/cache/bind/db.iesgn.org /var/cache/bind/db.200.22.172

Una vez creada la zona de resolución inversa, tendremos que modificar el correspondiente fichero para añadir los registros correctos. Para ello, ejecutaremos el comando:

root@alvaro:~# nano /var/cache/bind/db.200.22.172

Existen una serie de particularidades que tendremos que modificar con respecto a la zona de resolución inversa, como por ejemplo, que no podremos tener un registro MX en una zona de resolución inversa. Como se puede suponer, tendremos que modificar el valor del registro $ORIGIN a 200.22.172.in-addr.arpa., que será utilizado para autocompletar los registros que introduzcamos.

En mi caso, los registros introducidos son los siguientes:

184 IN PTR alvaro.iesgn.org. #Añadimos un registro PTR para hacer que la dirección 172.22.200.184 apunte a la máquina servidora actual. 200 IN PTR correo.iesgn.org. #Añadimos un registro PTR para hacer que la dirección 172.22.200.200 apunte al servidor de correo ficticio. 201 IN PTR ftp.iesgn.org. #Añadimos un registro PTR para hacer que la dirección 172.22.200.201 apunte al servidor FTP ficticio.

Como se puede apreciar, los servicios www y departamentos no han sido nombrados, ya que en las zonas de resolución inversa únicamente deben nombrarse máquinas. El resultado final del fichero sería:

$TTL    86400
@       IN      SOA     alvaro.iesgn.org. admin.iesgn.org. (
                       20120401         ; Serial
                         604800         ; Refresh
                          86400         ; Retry
                        2419200         ; Expire
                          86400 )       ; Negative Cache TTL
;
@       IN      NS      alvaro.iesgn.org.

$ORIGIN 200.22.172.in-addr.arpa.

184     IN      PTR     alvaro.iesgn.org.
200     IN      PTR     correo.iesgn.org.
201     IN      PTR     ftp.iesgn.org.

Una vez finalizada la definición de la zona DNS, vamos a proceder a comprobar que la sintaxis de los ficheros de configuración named sea correcta, antes proceder a cargar la nueva configuración en memoria, ejecutando para ello el comando:

root@alvaro:~# named-checkconf

La ejecución del comando no ha devuelto ninguna salida, por lo que podemos concluir que la sintaxis de los ficheros de configuración es correcta. A su vez, vamos a verificar la sintaxis de los ficheros de zona, pasándole a named-checkzone el nombre de una zona y el archivo en el que se encuentra contenida, haciendo para ello uso de los comandos:

root@alvaro:~# named-checkzone iesgn.org /var/cache/bind/db.iesgn.org
zone iesgn.org/IN: loaded serial 20120401
OK

root@alvaro:~# named-checkzone 200.22.172.in-addr.arpa /var/cache/bind/db.200.22.172 
zone 200.22.172.in-addr.arpa/IN: loaded serial 20120401
OK

La comprobación de sintaxis de ambas zonas DNS ha finalizado correctamente, por lo que podremos proceder a reiniciar el servicio para que así cargue la nueva configuración realizada. Es importante puntualizar que en caso de haber creado una nueva zona (y tuviésemos más zonas que hayan sido definidas previamente), no tendría sentido reiniciar el servicio al completo, ya que únicamente ha cambiado una zona de todas las definidas, pudiendo reiniciar una zona concreta con rndc reload [zona]. Sin embargo, en esta ocasión, la modificación se ha llevado a cabo sobre la totalidad de las zonas definidas, por lo que no existiría diferencia. El comando a ejecutar sería:

root@alvaro:~# systemctl restart bind9

Tras ello, volveremos a la máquina anfitriona que actuará una vez más como cliente, no siendo necesario volver a modificar el fichero /etc/resolv.conf, ya que lo hicimos con anterioridad. Una vez dentro de la misma, llevaré a cabo una serie de pruebas para verificar que todas las respuestas son correctas:

alvaro@debian:~$ dig +short alvaro.iesgn.org
172.22.200.184

alvaro@debian:~$ dig www.iesgn.org
...
;; ANSWER SECTION:
www.iesgn.org.		86400	IN	CNAME	alvaro.iesgn.org.
alvaro.iesgn.org.	86400	IN	A	172.22.200.184
...

alvaro@debian:~$ dig +short ftp.iesgn.org
172.22.200.201

alvaro@debian:~$ dig ns iesgn.org
...
;; ANSWER SECTION:
iesgn.org.		86400	IN	NS	alvaro.iesgn.org.

;; ADDITIONAL SECTION:
alvaro.iesgn.org.	86400	IN	A	172.22.200.184
...

alvaro@debian:~$ dig mx iesgn.org
...
;; ANSWER SECTION:
iesgn.org.		86400	IN	MX	10 correo.iesgn.org.

;; ADDITIONAL SECTION:
correo.iesgn.org.	86400	IN	A	172.22.200.200
...

alvaro@debian:~$ dig www.josedomingo.org
...
;; ANSWER SECTION:
www.josedomingo.org.	900	IN	CNAME	playerone.josedomingo.org.
playerone.josedomingo.org. 900	IN	A	137.74.161.90
...

alvaro@debian:~$ dig -x 172.22.200.200
...
;; ANSWER SECTION:
200.200.22.172.in-addr.arpa. 86400 IN	PTR	correo.iesgn.org.
...

Como se puede apreciar en la salida de todas las resoluciones, las respuestas han sido las correctas, por lo que podemos confirmar que tanto la recursividad como las zonas de resolución directa e inversa, están funcionando correctamente.

Para proceder con una configuración un poco más compleja en el escenario, siempre se recomienda configurar al menos un servidor DNS secundario (esclavo) que responda a las solicitudes si el primario (maestro) deja de estar disponible, consiguiendo así establecer una alta disponibilidad, pues dicho servidor DNS secundario conoce exactamente la misma información que el primario.

En realidad, en un principio puede parecer un poco confuso, ya que un mismo servidor puede ser maestro de una zona y esclavo de otra, pues es un rol que se establece a nivel de zona, no a nivel de máquina.

Para este caso, he instalado una segunda máquina virtual con Debian Buster que es la que actuará como esclava (con dirección IP 172.22.200.106) y sobre la que instalaremos el correspondiente servicio. He llevado a cabo la configuración del hostname y FQDN, siendo afrodita y afrodita.iesgn.org, respectivamente, siguiendo para ello exactamente los mismos pasos que en la máquina servidora.

Antes de comenzar a configurar el servidor DNS secundario, debemos llevar a cabo dos modificaciones en el servidor maestro, para así permitir que las zonas puedan transferirse al esclavo, así como definir al nuevo servidor como servidor con autoridad sobre las zonas.

Para permitir las transferencias de zonas, tendremos que modificar el fichero /etc/bind/named.conf.local, ejecutando para ello el comando:

root@alvaro:~# nano /etc/bind/named.conf.local

Dentro del mismo, tendremos que añadir dos directivas a cada una de las zonas: allow-transfer, en la que indicaremos la dirección IP del servidor DNS secundario al que las zonas van a ser transferidas, para así permitirlas (ya que por defecto las hemos deshabilitado por seguridad), es este caso, 172.22.200.106, y una directiva notify yes, para que así cuando se produzca una modificación en la zona declarada en el maestro, se envíe una notificación a los esclavos para que soliciten una transferencia de la misma. El resultado final del fichero sería:

include "/etc/bind/zones.rfc1918";

zone "iesgn.org" {
        type master;
        file "db.iesgn.org";
        allow-transfer { 172.22.200.106; };
        notify yes;
};

zone "200.22.172.in-addr.arpa" {
        type master;
        file "db.200.22.172";
        allow-transfer { 172.22.200.106; };
        notify yes;
};

Tras ello, tendremos que asignar al nuevo servidor como servidor con autoridad sobre las zonas existentes, así que procederemos a modificar los ficheros /var/cache/bind/db.iesgn.org y /var/cache/bind/db.200.22.172 con nano, para posteriormente añadir un nuevo registro NS a los mismos, así como nombrar a la máquina afrodita con un registro A o PTR, dependiendo del caso. Para ello, haremos uso de los comandos:

root@alvaro:~# nano /var/cache/bind/db.iesgn.org

$TTL    86400
@       IN      SOA     alvaro.iesgn.org. admin.iesgn.org. (
                       20120801         ; Serial
                         604800         ; Refresh
                          86400         ; Retry
                        2419200         ; Expire
                          86400 )       ; Negative Cache TTL
;
@       IN      NS      alvaro.iesgn.org.
@       IN      NS      afrodita.iesgn.org.
@       IN      MX      10      correo.iesgn.org.

$ORIGIN iesgn.org.

alvaro  IN      A       172.22.200.184
afrodita        IN      A       172.22.200.106
correo  IN      A       172.22.200.200
ftp     IN      A       172.22.200.201
www     IN      CNAME   alvaro
departamentos   IN      CNAME   alvaro

root@alvaro:~# nano /var/cache/bind/db.200.22.172

$TTL    86400
@       IN      SOA     alvaro.iesgn.org. admin.iesgn.org. (
                       20120801         ; Serial
                         604800         ; Refresh
                          86400         ; Retry
                        2419200         ; Expire
                          86400 )       ; Negative Cache TTL
;
@       IN      NS      alvaro.iesgn.org.
@       IN      NS      afrodita.iesgn.org.

$ORIGIN 200.22.172.in-addr.arpa.

184     IN      PTR     alvaro.iesgn.org.
106     IN      PTR     afrodita.iesgn.org.
200     IN      PTR     correo.iesgn.org.
201     IN      PTR     ftp.iesgn.org.

Como se puede apreciar, el Serial no ha sido incrementado, pues a pesar de anteriormente haber dicho que es necesario incrementarlo tras cada modificación, en este caso no es necesario. Para entender por qué no es necesario debemos conocer que la transferencia de una zona se lleva a cabo del maestro al esclavo cuando existe una diferencia de Serial, es decir, si el Serial del maestro es 2 y el del esclavo es 1, se produciría una transferencia.

Sin embargo, si no modificamos dicho número, no va a existir diferencia entre ellos, por lo que la transferencia no se produciría. Es por eso, que el identificador debe modificarse después de cualquier cambio. Ahora bien, ¿por qué no lo hemos aumentado ahora? La respuesta es bastante sencilla, y es que el servidor DNS secundario no ha realizado ninguna transferencia de zona por ahora, por lo que es indiferente, ya que no tiene un Serial con el que comparar, de manera que la primera transferencia se va a completar sí o sí.

Es importante saber por tanto, que a partir de la primera transferencia, es necesario incrementar dicho número después de cada cambio (es común que se olvide hacerlo), para así conseguir que las zonas sean exactamente iguales en el maestro y en el esclavo en todo momento, evitando inconsistencias.

Tras ello, tendremos que volver a cargar la configuración del servicio en memoria para así aplicar los nuevos cambios, ejecutando para ello el comando:

root@alvaro:~# systemctl restart bind9

La configuración en el lado del servidor maestro habrá finalizado, así que entraremos al servidor esclavo para así comenzar con su configuración.

Como es lógico, el primer paso consistirá en instalar el paquete bind9, no sin antes actualizar toda la paquetería existente en la máquina, ejecutando para ello el comando (con permisos de administrador, ejecutando el comando sudo su -):

root@afrodita:~# apt update && apt upgrade && apt install bind9

Al igual que ocurrió con el servidor maestro, el primer fichero de configuración que modificaremos será el de opciones, de nombre named.conf.options, ubicado en /etc/bind/, haciendo para ello uso del comando:

root@afrodita:~# nano /etc/bind/named.conf.options

Dentro del mismo, estableceremos en la directiva principal de nombre options las mismas líneas que en el servidor maestro, ya que nos interesa que la configuración sea lo más similar posible:

recursion yes; #Permitimos que el servidor actúe como servidor DNS recursivo.

allow-recursion { any; }; #Permitimos que las peticiones de todos los clientes puedan ser recursivas.

listen-on { any; }; #Permitimos la escucha del servicio en todas las interfaces de la máquina.

allow-transfer { none; }; #Deshabilitamos la transferencia de zonas por defecto. Lo trataremos con más detalle a continuación.

Tras ello, guardaremos los cambios en el fichero y procederemos a modificar ahora el fichero /etc/bind/named.conf.local, en el que declararemos las zonas sobre las que tendrá autoridad y el fichero en el que están contenidas. Para ello, ejecutaremos el comando:

root@afrodita:~# nano /etc/bind/named.conf.local

De nuevo, lo primero que haremos en dicho fichero será descomentar la primera línea, correspondiente al include del fichero /etc/bind/zones.rfc1918.

Tras ello, tendremos que añadir un bloque por cada una de las zonas sobre las que el servidor tiene autoridad, que en este caso serán 2, una zona de resolución directa, y una zona de resolución inversa.

La primera de ellas tendrá nombre iesgn.org. Además, la configuraremos de tipo esclavo (slave), indicando el fichero en el que estará contenida la zona (se generará automáticamente durante la transferencia), que en este caso será db.iesgn.org, que al no haber indicado ninguna ruta para el mismo, lo tratará de buscar por defecto en /var/cache/bind/. Por último, tendremos que indicar la dirección IP de la máquina maestra en la directiva masters, que será a la máquina a la que solicitará las transferencias de zonas, siendo en este caso, 172.22.200.184.

La segunda de ellas tendrá nombre 200.22.172.in-addr.arpa. Además, la configuraremos de tipo esclavo (slave), indicando el fichero en el que estará contenida la zona (se generará automáticamente durante la transferencia), que en este caso será db.200.22.172, que lo tratará de buscar por defecto en /var/cache/bind/. Por último, tendremos que indicar la dirección IP de la máquina maestra en la directiva masters, que será a la máquina a la que solicitará las transferencias de zonas, siendo en este caso, 172.22.200.184. Es muy importante comprobar que la red en la que vamos a resolver de forma inversa no se encuentra contenida en el fichero /etc/bind/zones.rfc1918, ya que de lo contrario, no nos contestará.

El resultado final del fichero sería:

include "/etc/bind/zones.rfc1918";

zone "iesgn.org" {
        type slave;
        file "db.iesgn.org";
        masters { 172.22.200.184; };
};

zone "200.22.172.in-addr.arpa" {
        type slave;
        file "db.200.22.172";
        masters { 172.22.200.184; };
};

Es muy importante mencionar que es necesario que el puerto 53/TCP de la máquina servidora maestra se encuentre abierto, para así poder atender las solicitudes de transferencia de zona por parte de las esclavas.

Tras ello, tendremos que reiniciar el servicio para que así cargue en memoria la nueva configuración, además de conseguir que se lleve a cabo por tanto la primera transferencia de zona, haciendo para ello uso del comando:

root@afrodita:~# systemctl restart bind9

Tras ello, vamos a comprobar el estado del servicio, en el que se deberían mostrar mensajes informativos referentes al estado de la transferencia de zona, por lo que ejecutaremos el comando:

root@afrodita:~# systemctl status bind9
● bind9.service - BIND Domain Name Server
   Loaded: loaded (/lib/systemd/system/bind9.service; enabled; vendor preset: enabled)
   Active: active (running) since Tue 2020-12-08 15\:37\:21 UTC; 1min 14s ago
     Docs: man:named(8)
  Process: 781 ExecStart=/usr/sbin/named $OPTIONS (code=exited, status=0/SUCCESS)
 Main PID: 783 (named)
    Tasks: 4 (limit: 562)
   Memory: 11.9M
   CGroup: /system.slice/bind9.service
           └─783 /usr/sbin/named -u bind

Dec 08 15\:37\:21 afrodita named[783]: zone 200.22.172.in-addr.arpa/IN: transferred serial 20120401
Dec 08 15\:37\:21 afrodita named[783]: transfer of '200.22.172.in-addr.arpa/IN' from 172.22.200.184#53: Transfer status: success
Dec 08 15\:37\:21 afrodita named[783]: transfer of '200.22.172.in-addr.arpa/IN' from 172.22.200.184#53: Transfer completed: 1 messages, 6 records, 214 bytes, 0.001 secs (214000 bytes/sec)
Dec 08 15\:37\:21 afrodita named[783]: zone iesgn.org/IN: Transfer started.
Dec 08 15\:37\:21 afrodita named[783]: transfer of 'iesgn.org/IN' from 172.22.200.184#53: connected using 10.0.0.13#42197
Dec 08 15\:37\:21 afrodita named[783]: zone iesgn.org/IN: transferred serial 20120401
Dec 08 15\:37\:21 afrodita named[783]: transfer of 'iesgn.org/IN' from 172.22.200.184#53: Transfer status: success
Dec 08 15\:37\:21 afrodita named[783]: transfer of 'iesgn.org/IN' from 172.22.200.184#53: Transfer completed: 1 messages, 9 records, 247 bytes, 0.002 secs (123500 bytes/sec)
Dec 08 15\:37\:22 afrodita named[783]: managed-keys-zone: Key 20326 for zone . acceptance timer complete: key now trusted
Dec 08 15\:37\:22 afrodita named[783]: resolver priming query complete

Como se puede apreciar, la transferencia de las zonas con Serial 20120401 se ha completado satisfactoriamente (Transfer status: success), por lo que a partir de este momento, nuestros servidores DNS se encuentran replicados en alta disponibilidad, de manera que si cayese cualquiera de ellos, el otro se encontraría en disposició para responder. Vuelvo a recalcar que en caso de llevarse a cabo una modificación ahora, sería indispensable aumentar el Serial en el servidor maestro, para que la transferencia de zona pueda completarse con la nueva información.

Antes de proceder a realizar las correspondientes pruebas, vamos a listar el contenido del directorio /var/cache/bind/ para así verificar que los correspondientes ficheros con las zonas DNS han sido generados como consecuencia de las transferencias de zonas, haciendo para ello uso del comando:

root@afrodita:~# ls /var/cache/bind/
db.200.22.172  db.iesgn.org  managed-keys.bind	managed-keys.bind.jnl

Efectivamente, los correspondientes ficheros han sido correctamente generados, por lo que nuestra labor en los servidores DNS habrá finalizado, de manera que volveremos a la máquina anfitriona que actuará una vez más como cliente, para así realizar las correspondientes pruebas, no sin antes añadir el nuevo servidor DNS al fichero /etc/resolv.conf, de manera que si el servidor maestro fallase, podría hacer la misma consulta al servidor secundario. Para ello, ejecutaremos el comando:

alvaro@debian:~$ sudo nano /etc/resolv.conf

El contenido final de dicho fichero sería:

domain gonzalonazareno.org
search gonzalonazareno.org. 41011038.41.andared.ced.junta-andalucia.es.
nameserver 172.22.200.184
nameserver 172.22.200.106
nameserver 192.168.202.2

Una vez establecido el nuevo servidor al que el cliente puede acudir, vamos a proceder a realizar determinadas pruebas. La primera de ellas consistirá en solicitar información referente al registro SOA para ambos servidores, con la finalidad de comparar la respuesta:

alvaro@debian:~$ dig +norec @172.22.200.184 iesgn.org. soa
...
;; flags: qr aa ra; QUERY: 1, ANSWER: 1, AUTHORITY: 2, ADDITIONAL: 3
...
;; ANSWER SECTION:
iesgn.org.		86400	IN	SOA	alvaro.iesgn.org. admin.iesgn.org. 20120801 604800 86400 2419200 86400
...

alvaro@debian:~$ dig +norec @172.22.200.106 iesgn.org. soa
...
;; flags: qr aa ra; QUERY: 1, ANSWER: 1, AUTHORITY: 2, ADDITIONAL: 3
...
;; ANSWER SECTION:
iesgn.org.		86400	IN	SOA	alvaro.iesgn.org. admin.iesgn.org. 20120801 604800 86400 2419200 86400
...

Donde:

  • @: Forzamos la petición a un servidor DNS en concreto, ya que si no, utilizaría siempre el primero especificado en el fichero /etc/resolv.conf.

Como se puede apreciar, la respuesta por parte de ambos servidores ha devuelvo una flag aa, indicando que el servidor tiene autoridad sobre la zona DNS del dominio en cuestión. Además, tanto el Serial como los tiempos coinciden en ambos servidores, por lo que podemos concluir que la réplica es exacta.

Por último, vamos a llevar a cabo una comprobación de seguridad, para así verificar que la transferencia de zona únicamente puede ser realizada al servidor DNS secundario, y que un cliente cualquiera, no podría obtener dicha información, ya que un atacante podría utilizarla para conocer a la perfección la estructura existente. Para ello, llevaremos a cabo la misma petición desde la máquina servidora secundaria y un cliente cualquiera, como puede ser la máquina anfitriona:

root@afrodita:~# dig @172.22.200.184 iesgn.org. axfr

; <<>> DiG 9.11.5-P4-5.1+deb10u2-Debian <<>> @172.22.200.184 iesgn.org. axfr
; (1 server found)
;; global options: +cmd
iesgn.org.		86400	IN	SOA	alvaro.iesgn.org. admin.iesgn.org. 20120801 604800 86400 2419200 86400
iesgn.org.		86400	IN	NS	alvaro.iesgn.org.
iesgn.org.		86400	IN	NS	afrodita.iesgn.org.
iesgn.org.		86400	IN	MX	10 correo.iesgn.org.
afrodita.iesgn.org.	86400	IN	A	172.22.200.106
alvaro.iesgn.org.	86400	IN	A	172.22.200.184
correo.iesgn.org.	86400	IN	A	172.22.200.200
departamentos.iesgn.org. 86400	IN	CNAME	alvaro.iesgn.org.
ftp.iesgn.org.		86400	IN	A	172.22.200.201
www.iesgn.org.		86400	IN	CNAME	alvaro.iesgn.org.
iesgn.org.		86400	IN	SOA	alvaro.iesgn.org. admin.iesgn.org. 20120801 604800 86400 2419200 86400
;; Query time: 3 msec
;; SERVER: 172.22.200.184#53(172.22.200.184)
;; WHEN: Tue Dec 08 16\:10\:45 UTC 2020
;; XFR size: 11 records (messages 1, bytes 325)

alvaro@debian:~$ dig @172.22.200.184 iesgn.org. axfr

; <<>> DiG 9.11.5-P4-5.1+deb10u2-Debian <<>> @172.22.200.184 iesgn.org. axfr
; (1 server found)
;; global options: +cmd
; Transfer failed.

Como era de esperar, la transferencia de zona únicamente puede ser realizada al servidor DNS secundario, y no a un cliente cualquiera, ya que hemos denegado las transferencias por defecto en el fichero de configuración.

La última configuración que vamos a llevar a cabo en nuestro escenario es la referente a los subdominios, así que vamos a tratar un poco de teoría para entender de qué trata.

Hasta ahora, hemos estado trabajando con un nombre de dominio principal de segundo nivel (iesgn.org.) en el que hemos estado nombrando máquinas y servicios (www.iesgn.org., correo.iesgn.org.…), pero si recordamos, anteriormente hemos mencionado que también podemos crear subdominios gestionados por nosotros mismos, o bien, delegar su gestión a otra persona o institución. Esto, nos permitiría tener por ejemplo, un nombre departamento.iesgn.org. dentro del cuál nombraríamos máquinas y servicios (www.departamento.iesgn.org., ftp.departamento.iesgn.org.…).

Para la obtención de un subdominio tenemos dos alternativas:

  • Crear un subdominio virtual: La gestión del subdominio se llevaría a cabo por el mismo servidor DNS que gestiona el dominio principal.
  • Delegar el subdominio: La gestión del subdominio se delega a otro servidor DNS. Es la que nosotros utilizaremos. Para que se comprenda mejor, es lo que ocurre en la estructura jerárquica, pues los 13 root servers delegan la gestión de los dominios de primer nivel a otras entidades, y así sucesivamente.

En este caso, tenemos un servidor con autoridad sobre la zona iesgn.org (alvaro.iesgn.org) que va a delegar la gestión del subdominio informatica.iesgn.org a otro servidor, en este caso, a afrodita.

Para llevar a cabo dicha configuración, lo primero que tendremos que hacer es modificar el fichero de zona /var/cache/bind/db.iesgn.org en el servidor maestro, ejecutando para ello el comando:

root@alvaro:~# nano /var/cache/bind/db.iesgn.org

Dentro del mismo, tendremos que añadir un nuevo registro $ORIGIN para el subdominio informatica.iesgn.org., en el que indicaremos con un registro NS el servidor con autoridad sobre dicha zona, además de un registro A para indicar su dirección IPv4. Por último, tendremos que aumentar el serial en una unidad, para que así el cambio sea notificado también al servidor esclavo. El resultado final sería:

$TTL    86400
@       IN      SOA     alvaro.iesgn.org. admin.iesgn.org. (
                       20120802         ; Serial
                         604800         ; Refresh
                          86400         ; Retry
                        2419200         ; Expire
                          86400 )       ; Negative Cache TTL
;
@       IN      NS      alvaro.iesgn.org.
@       IN      NS      afrodita.iesgn.org.
@       IN      MX      10      correo.iesgn.org.

$ORIGIN iesgn.org.

alvaro  IN      A       172.22.200.184
afrodita        IN      A       172.22.200.106
correo  IN      A       172.22.200.200
ftp     IN      A       172.22.200.201
www     IN      CNAME   alvaro
departamentos   IN      CNAME   alvaro

$ORIGIN informatica.iesgn.org.

@       IN      NS      afrodita
afrodita        IN      A       172.22.200.106

La configuración en el lado del servidor DNS principal habrá finalizado, habiéndose completado por tanto la delegación del subdominio, de manera que únicamente nos quedaría reiniciar el servicio para así cargar la nueva configuración y que la transferencia de zona se complete tal y como debería. Para ello, ejecutaremos el comando:

root@alvaro:~# systemctl restart bind9

Tras ello, volveremos al servidor DNS esclavo y modificaremos el fichero /etc/bind/named.conf.local, declarando por tanto la nueva zona sobre la que dicho servidor tendrá autoridad, actuándo ahora como maestro de la misma (a esto me refería con que un mismo servidor puede ser maestro de unas zonas y esclavo de otras a su vez), haciendo para ello uso del comando:

root@afrodita:~# nano /etc/bind/named.conf.local

include "/etc/bind/zones.rfc1918";

zone "iesgn.org" {
        type slave;
        file "db.iesgn.org";
        masters { 172.22.200.184; };
};

zone "200.22.172.in-addr.arpa" {
        type slave;
        file "db.200.22.172";
        masters { 172.22.200.184; };
};

zone "informatica.iesgn.org" {
        type master;
        file "db.informatica.iesgn.org";
};

Por último, tendremos que crear el fichero /var/cache/bind/db.informatica.iesgn.org que contendrá los registros de la zona DNS y definirlos, siguiendo para ello la misma que estructura que hasta ahora, con la única diferencia de que no vamos a trabajar con un dominio de segundo nivel, sino de tercer nivel. El comando a ejecutar sería:

root@afrodita:~# nano /var/cache/bind/db.informatica.iesgn.org

$TTL    86400
@       IN      SOA     afrodita.informatica.iesgn.org. admin.informatica.iesgn.org. (
                       20120401         ; Serial
                         604800         ; Refresh
                          86400         ; Retry
                        2419200         ; Expire
                          86400 )       ; Negative Cache TTL
;
@       IN      NS      afrodita.informatica.iesgn.org.
@       IN      MX      10      correo.informatica.iesgn.org.

$ORIGIN informatica.iesgn.org.

afrodita        IN      A       172.22.200.106
correo  IN      A       172.22.200.205
www     IN      A       172.22.200.206
ftp     IN      CNAME   afrodita

Como se puede apreciar, he insertado algunos registros de prueba para ahora realizar las correspondientes peticiones desde un cliente, para así verificar que su funcionamiento es el correcto. Antes de ello, tendremos que reiniciar el servicio para que la nueva configuración sea cargada en memoria, ejecutando para ello el comando:

root@afrodita:~# systemctl restart bind9

Tras ello, volveremos a la máquina anfitriona que actuará una vez más como cliente, no siendo necesario volver a modificar el fichero /etc/resolv.conf, ya que lo hicimos con anterioridad. Una vez dentro de la misma, llevaré a cabo una serie de pruebas para verificar que todas las respuestas son correctas, preguntando siempre al servidor DNS alvaro, para así verificar que la delegación ha funcionado:

alvaro@debian:~$ dig @172.22.200.184 www.informatica.iesgn.org
...
;; ANSWER SECTION:
www.informatica.iesgn.org. 86354 IN	A	172.22.200.206
...

alvaro@debian:~$ dig @172.22.200.184 ftp.informatica.iesgn.org
...
;; ANSWER SECTION:
ftp.informatica.iesgn.org. 86400 IN	CNAME	afrodita.informatica.iesgn.org.
afrodita.informatica.iesgn.org.	86400 IN A	172.22.200.106
...

alvaro@debian:~$ dig @172.22.200.184 mx informatica.iesgn.org
...
;; ANSWER SECTION:
informatica.iesgn.org.	86256	IN	MX	10 correo.informatica.iesgn.org.
...
;; ADDITIONAL SECTION:
correo.informatica.iesgn.org. 86393 IN	A	172.22.200.205
...

alvaro@debian:~$ dig +norec @172.22.200.184 informatica.iesgn.org. soa
...
;; AUTHORITY SECTION:
informatica.iesgn.org.	86400	IN	NS	afrodita.informatica.iesgn.org.

;; ADDITIONAL SECTION:
afrodita.informatica.iesgn.org.	86180 IN A	172.22.200.106
...

Como se puede apreciar en la salida de todas las resoluciones, las respuestas han sido las correctas, por lo que podemos además que el servidor afrodita tiene autoridad sobre las zonas iesgn.org. e informatica.iesgn.org., mientras que el servidor alvaro únicamente tiene autoridad sobre la zona iesgn.org., pues la autoridad de informatica.iesgn.org. ha sido delegada a otro servidor DNS.